El primer gran reto a la hora de hablar de esta tecnología es precisamente explicar que es Blockchain, para luego poder entrar en más detalle en el potencial que aporta para desarrollo de entornos complejos de colaboración.

Blockchain es un nuevo concepto de tecnología que se conoce por la traducción literal de su nombre cadena-de-bloques. Este concepto, explora su potencial cuando se combina con la idea de un Disco Distribuido, que posteriormente dará lugar al concepto de Red Distribuida.

Para entenderlo mejor, debemos profundizar cómo funcionan las redes.
Hasta ahora, las redes más frecuentes han sido las Clientes Servidor.

Con la llegada de Windows 3.11 el concepto de Red adquiere una dimensión nueva, los PC dejaban de ser islas inconexas para pasar a crear estructuras de Red de datos. Compartiendo datos, recursos, documentos e información. Así dan lugar a las Redes Locales (LAN) o a redes como Internet (WAN).

La seguridad ha estado estrechamente vinculado a todo lo que es el acceso a la información.  Los objetivos son siempre los mismos, acceder a la información, impedir el acceso a la información o manipular la información. En los casos de de las estructuras Cliente Servidor, la seguridad siempre ha ido por detrás de los atacantes.  Cada vez hay más tecnología software y hardware que al ser utilizada dejan abiertas nuevas brechas de seguridad, que son materialmente imposible de ser detectadas a priori. De igual manera nuevas tecnologías, nuevos paradigmas tecnológicos hacen que el ecosistema informático de las organizaciones sea cada vez más vulnerable.

Los nuevos servicios Cloud, adquieren un mayor protagonismo tras el atentado del 11 de septiembre en el World Trade Center, tras el atentado muchas empresas que tenían en sus oficinas sus propios servidores, vieron cómo perdieron los datos de millones de clientes. Esto planteó la necesidad de tener los servidores de producción fuera de las oficinas,  en centros seguros y lo más lejos posible de las oficinas, de esta manera surge el concepto del Cloud o la nube.

 

La seguridad ante la pérdida de datos por atentado o catástrofe natural, se reduce ya que estos centros cumplen con altos niveles de seguridad. Pero siguen siendo inseguros ante determinados tipos de ataques que pueden dejar el acceso a la información comprometido o permitir que esta puede ser manipulada sin control.

La llegada de Blockchain, pone en valor  un nuevo paradigma en la gestión, almacenamiento, y control de la información. Blockchain trabaja desde lo que se conoce como Red Distribuida.

 

Imagine que cada nodo de la red lo configuran miles o cientos de miles de PC, tablets, smartphones, smart watch, printrers, smart TV, etc…

Donde ninguno de ellos sepan la información que guardan, y que además esa información está replicada en otros tantos nodos. Sin que haya un servidor central que lo gestione, solo un sistema de gestión que funciona de manera autónoma.

Una red distribuida es una topología de red caracterizada por la ausencia de un centro individual o colectivo. Los nodos se vinculan unos a otros de modo que ninguno de ellos, ni siquiera un grupo estable de ellos, tiene poder de filtro sobre la información que se transmite en la red. Desaparece por tanto la divisoria entre centro y periferia característica de las redes centralizadas y descentralizadas. Su origen lo podemos encontrar en la propia génesis de Internet Arp-Net, solo que va un paso más allá. En los modelos iniciales de internet los datos se distribuían de manera íntegra, esto es un documento se almacenaba entero en uno o varios servidores y cuando este se necesitaba se enviaba a donde fuese demandado. En las redes Distribuidas como Bit-Torrent el documento se divide en miles de fragmentos como si de un puzzle se tratase, y cada uno de esos fragmentos se distribuye en la Red, de tal manera que cada fragmento de datos, no da lugar a información del documento, ni tampoco pueden ser modificados ni borrados. De esta manera, la tecnología P2P que se ha hecho tan popular  fue fuente de inspiración para crear en 2009 el Bit-Coin.

 

Lo que se conoce como libros de contabilidad distribuida, no deja de ser un sistema de registros de operaciones almacenado en una Red Distribuida. Y es aquí donde Blockchain adquiere un protagonismo especial, ya que permite aplicar sistemas de certificación únicos, inmutables, e imborrables que aportan a sus transacciones un nivel de Transparencia sin precedentes, al mismo tiempo que de seguridad criptográfica, y de confidencialidad de los operadores de extremo a extremo.

 

¿Por qué?

La Red Distribuida permite:

  • Que nadie pueda tener acceso a los servidores para acceder o manipular la Información ahí guardada. Que además esta información sea imborrable.
  • Que la disponibilidad de servicio no se vea afectada nunca, ante una gran demanda de servicio la propia red es capaz de balancearse, siendo capaz de gestionar sin caídas importantes picos de demanda de servicios.
  • Al no ser necesarios una estructura de servidores dedicados para el servicio, se reducen muchos costes de equipos y mantenimiento, seguridad, e instalaciones.

A modo de indicación, los Servicios Públicos del Estado se rigen por el protocolo de seguridad MAGERIT v.3 (Metodología de Análisis y Gestión de Riesgos de los Sistemas de Información), esta metodología de evaluación de Riesgos quedaría obsoleta en más del 95% si la tecnología blockchain gestionará algunos procesos críticos.

 

Transparencia:

El funcionamiento de la Blockchain está supeditado a la redacción de los Smart Contracts (Contratos inteligentes), esto hace que se puedan consultar, verificar y auditar si fueran necesarios. Por otro lado, es preciso explicar qué tecnologías Blockchain hay más de 700, y que como característica esencial que las diferencias son sus Smart Contracts (en adelante SC). El caso de BitCoin, sus SC está definido para transacciones económicas. En el caso de Ethereum o de NIM, sus SM son mucho más versátiles y complejos capaces de gestionar procesos complejos. Lo potente de las tecnologías Blockchain es que pueden ser combinadas según las necesidades de complejidad de cada proyecto.

 

Certificación y Confianza.

Cada transacción es Certificada mediante Hash, y publicada en un sistema de registro distribuido, que logra  que esa información sea verificable en cualquier momento y lugar.

Para entender qué es la certificación Hash, a modo de ejemplo aproximadamente es como se sumarán todas las letras y caracteres ASCII  de un documento, tras aplicar una serie de algoritmos matemáticos nos da un código. Este código es el hash, si se modificará o añadirá una coma, punto, o espacio, el código hash sería significativamente diferente, de esta manera se puede certificar documentos e información. Si además este Hash se registra en una Red Distribuida, se logra la seguridad de que será imposible su modificación. Esto genera un nivel de confianza superior al que cualquier Registro público puede ofrecer actualmente.

 

Estos son algunos de los Fundamentos que Blockchain aporta al nuevo paradigma de la tecnología.

 

Siguenos que en en breve podrás tener acceso a nuevos artículos.

 

Alberto G. Valencia

Socio - Estrategia y Desarrollo de Negocio Blockchain

a.valencia@solucionesblockchain.com

Todos los derechos reservados Copyright 2017 ©